El cebador de tubo fluorescente, es un elemento básico para el funcionamiento de los tubos fluorescentes. Si estás aquí es posible que tengas algún problema con tu tubo fluorescente, y o ya lo sabes, o sospeches que puede ser el cebador. ¿Qué elementos te van a indicar que el fallo en tu fluorescente corresponde al cebador? Si tu fluorescente tiene alguno de estos síntomas: Si bien el tubo sólo se enciende en los bordes, o si el tubo parpadea tardando mucho en encender, en estos casos es prácticamente seguro que se trata del cebador. En los casos en los que el tubo no enciende, hay muchas posibilidades de que sea el cebador. Al ser un elemento económico y fácil de cambiar, es el primero que cambiaremos.

COMPRAR CEBADOR PARA TUBO FLUORESCENTE

No dudes en cambiar el cebador para tubo fluorescente cuando veas que el fluorescente que tienes instalado comienza a fallar. En la mayoría de las ocasiones puede deberse al cebador bimetal o a la reactancia, y de forma sencilla puedes modificarlo y ahorrar dinero en el cambio. En caso de que al pulsar el interruptor para encender la luz, el tubo fluorescente comience a fluctuar es muy probable que se deba a un fallo en el bimetal del cebador, y cambiándolo podrás solucionar el problema. El funcionamiento del cebador consiste en un bimetal que al pulsar el interruptor, dilata (por incremento de temperatura) los pequeños filamentos de metal, uniéndolos y haciendo que fluya la corriente hacia el tubo fluorescente. Es un elemento sensible y que fácilmente puede estropearse.

ADEMÁS DE CEBADOR PARA TUBO FLUORESCENTE TE PUEDE INTERESAR